• Авторизация

  • Поиск

    Найти на сайте: параметры поиска

Разделы

Случайная картинка

Dios en espíritu es el amor

Автор
Опубликовано: 589 дней назад (7 мая 2016)
0
Голосов: 0
Dios en espíritu es el amor. Coloquio final.
La vida privada es el engaño de la carne. La vida verdadera es común a toda la gente. Cuando Jesús, sintiéndose listo para morir, se marchó para entregarse, Pedro lo detuvo y le preguntó a dónde iba. Jesús le respondió: voy a donde no puedes ir tú. Estoy dispuesto a morir y tú todavía no lo estás. Pedro le dijo: no, yo estoy dispuesto a dar mi vida por ti. Jesús le respondió: el hombre no puede prometer nada. Y le dijo a todos sus discípulos: yo sé que a mí me espera la muerte, pero yo creo en la vida del Padre y por eso no temo a la muerte. No se preocupen ustedes por mi muerte y crean en el verdadero Dios y en el Padre de la vida, y entonces mi muerte no les parecerá horrible. Si yo estoy unido con el Padre de la vida, entonces no podré privarme de ella.

Es verdad que yo no les digo a ustedes cómo, dónde y cuándo será mi vida después de la muerte, pero yo les señalo a ustedes el camino hacia la verdadera vida. Mi enseñanza no dice que hay que vivir en la voluntad del Padre y cumplir su voluntad en aras de la vida y del bien de todas las personas.

Su preceptor después de mí será su conciencia de la verdad. Al aplicar mi enseñanza, ustedes sentirán siempre que ustedes están en la verdad, que el Padre está dentro de ustedes y ustedes están dentro del Padre. Y al sentir dentro de sí al Padre de la vida, ustedes sentirán aquella tranquilidad que nadie le quitará a ustedes. Y por eso, si ustedes saben la verdad y viven dentro con ella, ni mi muerte, ni su muerte propia podrá alarmarles. La gente se presenta como seres individuales, cada una con su propia voluntad de la vida, pero esto es sólo una mentira. Una vida verdadera es aquella que reconoce que la voluntad del Padre es el inicio de la vida.

Mi enseñanza abre la unidad de la vida y representa la vida no como retoños separados, sino un árbol íntegro en el que crecen los retoños. Sólo aquel que vive en la voluntad de Dios, al igual que un retoño en el árbol, sólo ese vive; aquel que quiera vivir con su voluntad como un retoño arrancado, ése morirá. Si ustedes van a vivir en la voluntad del Pdre, tendrán todo lo que querrán, pues la vida está dada a la gente para el bien. El Padre me dio la vida para el bien, y yo les he enseñado a ustedes a vivir para el bien. Si ustedes aplican ms mandamientos, ustedes serán felices.

El mandamiento que expresa toda mi enseñanza es sólo aquel que dice que toda la gente debe amarse unas a las otras. El amor consiste en que hay que sacrificar la vida carnal para otro. No hay otra definición de amor.

Y al cumplir mi mandamiento sobre el amor, ustedes no van a cumplirlo como esclavos que sin comprender, cumplen las órdenes del amo; ustedes van a vivir como gente libre igual que yo, pues yo les he explicado el sentido de la vida, el cual se desprende de la conciencia del Padre de la vida. Ustedes adoptaron mi enseñanza no casualmente, sino porque es la única doctrina verdadera y es la única en la que la gente es libre. Las doctrinas del mundo son para hacerle el mal a la gente, pero mi enseñanza es para que unos se amen a los otros y por eso el mundo les odiará a ustedes igual que me odió a mí. (Issued for zolausa.info).El mundo no comprende mi enseñanza y por eso les van a perseguir y hacerles el mal, considerando que así sirven a Dios; así que no se sorprendan ustedes con esto y comprendan que eso no debe ser así. El mundo que no comprende al verdadero Dios debe perseguirles a ustedes, pero la verdad deberá reafirmarles a ustedes.

Ustedes se afligen porque a mí me matarán por afirmar la verdad. Y por eso mi muerte es necesaria para reafirmar la verdad. Mi muerte, ante la cual yo no dará un paso atrás de la verdad, le reafirmará a ustedes y ustedes comprenderán en qué consiste la mentira, en qué consiste la verdad y que saldrá del conocimiento de la mentira y de la verdad. Ustedes comprenderán que la mentira consiste en que la gente cree en la vida carnal y no cree en la vida espiritual, que la verdad consiste en la unión con el Padre, y que de aquí saldrá la victoria del espíritu sobre lo carnal.

Cuando yo no exista en la vida carnal, mi espíritu estará con ustedes, pero ustedes, al igual que toda la gente, no siempre van a sentir en sí la fuerza espiritual. A veces ustedes se van a debilitar y perder la fuerza espiritual, van a caer en la tentación, a veces se van a despertar en la vida verdadera. A veces se apoderarán de ustedes las horas de dominio de lo carnal, pero esto será sólo temporalmente; ustedes sufrirán y después resucitarán con lo espiritual, al igual que la mujer sufre con los dolores de parto y después siente la alegría de que dio a luz a una criatura a este mundo. Ustedes van a experimentar lo mismo después que hayan dominado lo carnal y se hayan elevado espiritualmente: entonces ustedes van a sentir una felicidad tal que no tendrán que desear nada. Sepan ustedes por adelantado que a pesar de la persecución, de la lucha interna y de la caída del espíritu, sepan ustedes que el espíritu vive y que el único Dios es la comprensión de la voluntad del padre descubierta por mí.

Y al dirigirse al Padre-espíritu, Jesús dijo: yo hice lo que tú me ordenaste que hiciera, yo le abrí a la gente el hecho de que tú eras el origen de todo y ellos me comprendieron; yo les enseñé que todos ellos salieron de una fuente de la vida interminable y que como todos ellos son un todo, que como el padre dentro de mí y dentro del padre, ellos mismos igualmente forman un todo conmigo y con el Padre. Yo les abrí también que debido a que tú les enviaste al mundo por amor, ellos deben vivir en el mundo con amor.

Y Pedro le dijo a Jesús: -¿Adónde vas? Y Jesús le contestó: tú no tendrás fuerzas para ir allá a donde voy yo ahora; sólo después tú irás allá. Y Pedro dijo: — ¿Por qué tú piensas que yo ahora no tengo fuerzas para ir allá, a dónde vas tú? Yo daré mi vida por ti. Y Jesús dijo: dices que darás tu vida por mí, pero ojalá que no te arrepientas tres veces de mí antes de que canten los gallos.

Y Jesús le dijo a los discípulos: no se preocupen y no se apoquen, crean en el Dios verdadero de la vida y en mi enseñanza. La vida del Padre no sólo es la que hay en la tierra, hay otra vida también. Si hubiera sólo esa vida como aquí, yo les diría a ustedes que cuando yo muera yo caeré en el seno de Abraham y allí prepararé un lugar para ustedes y vendré y les tomaré a ustedes, y nosotros juntos vamos a alegrarnos en el seno de Abraham. Pero yo sólo les enseño a ustedes el camino hacia la vida.

Tomás dijo: pero nosotros a dónde vas y por eso no vamos a saber el camino. Tenemos que saber que pasará allá después de la muerte. Jesús dijo: yo no puedo mostrarles que pasará allá; mi enseñanza es el camino, la verdad y la vida. Y no se puede unir con la vida del padre de otro modo que no sea el de mi enseñanza. Si ustedes van a cumplir con mi enseñanza, entonces ustedes conocerán al Padre. Felipe dijo: -¿Pero quién es el Padre? Y Jesús dijo: el Padre es lo que da la vida. Yo cumplía la voluntad del padre y por eso por mi vida tú puedes comprender en qué consiste la voluntad del padre. Yo vivo como Padre y el Padre vive dentro de mí y todo lo que yo digo y hago, todo lo que yo hago, lo hago por voluntad del Padre. Mi doctrina consiste en que yo estoy dentro del padre y el Padre está dentro de mí. Si ustedes no comprenden la enseñanza en sí, ustedes me ven a mí y a mis asuntos y por eso pueden comprender lo que es ser Padre. Y ustedes saben que aquel que va a seguir mi enseñanza, podrá hacer lo mismo que yo y aún más, pues yo moriré y él seguirá viviendo. Aquel que viva siguiendo mi enseñanza tendrá todo lo que él desee, pues entonces el hijo será lo mismo que el padre. Ustedes tendrán todo lo que quieran siguiendo mi enseñanza.

Pero para eso hay que amar mi enseñanza. Mi enseñanza les dará a ustedes a un defensor y consolador. El consolador será la conciencia de la verdad que la gente mundana no comprende, pero ustedes lo van a conocer dentro de sí. Ustedes nunca van a estar solos si el espíritu de mi enseñanza va a estar con ustedes. Yo moriré y la gente mundana no me va a ver, pero ustedes me van a ver, pues mi enseñanza vive y ustedes van a vivir dentro de ella. Y entonces, si mi enseñanza va a estar dentro de ustedes, ustedes comprenderán que yo estoy dentro del Padre y el Padre está dentro de mí. Aquel que cumpla con mi enseñanza sentirá al Padre dentro de sí y así vivirá mi espíritu.

Y Judas, no Judas Iscariote, sino otro, le dijo: — ¿por qué no todos pueden vivir en el espíritu de la verdad? Y como respuesta Jesús dijo: sólo aquel que cumple mi enseñanza, sólo a aquel quiere el padre y sólo en ese puede alojarse mi espíritu. El que no cumple mi enseñanza no puede no puede ser amado por mi Padre, pues esta no es mi enseñanza, sino la enseñanza del Padre. Esto es todo lo que puedo decirles ahora. Pero mi espíritu, el espíritu de la verdad, que se domicilie en ustedes después de mí, les abrirá todo y ustedes se acordarán y comprenderán mucho de lo que yo les había dicho. Así que ustedes pueden estar tranquilos de espíritu y no tranquilos del modo que lo buscan los mundanos; ustedes estarán tranquilos espiritualmente de tal modo que nunca temerán nada más.

De esto se deriva que si ustedes van a cumplir mi enseñanza no tendrán que entristecerse por mi muerte. Yo, como espíritu de la verdad, vendré a donde ustedes conjuntamente con la conciencia del padre y me alojaré en sus corazones. Si ustedes cumplen mi enseñanza, entonces ustedes deben alegrarse, pues en mi lugar estará con ustedes el Padre en sus corazones y esto es mejor para ustedes.

Mi enseñanza es el árbol de la vida. El Padre es aquel quien cuida el árbol. Él es quien limpia y cuida las ramas en las que hay frutos para que haya más. Cumplen con mi enseñanza de la vida y la vida estará en ustedes. Y al igual que el retoño no vive sólo de por sí, sino en el árbol, ustedes viven con mi enseñanza. Mi enseñanza es el árbol y ustedes son los retoños. Aquel que viva con mi enseñanza de la vida trae muchos frutos., así que fuera de mi vida no hay vida. Aquel que no viva con mi enseñanza se secará y morirá, mientras que las ramas secas se cortarán y serán quemadas.

Si ustedes van a vivir con mi enseñanza y la van a cumplir, ustedes tendrán todo lo que desean. Al igual que el Padre me dio la felicidad, yo se la daré a ustedes. Cuiden esta felicidad. Yo estoy vivo porque el Padre me ama y yo amo al Padre y ustedes viven con ese mismo amor. Si ustedes van a vivir con este amor, entonces ustedes serán felices.

Mi mandamiento consiste en que ustedes se quieran unos a los otros igual que yo les quiero a ustedes. No hay otro amor como sacrificar la propia vida por amor a los suyos, tal como lo he hecho yo. Vamos a amarnos unos a los otros porque este es el amor de Dios. Y aquel que no ama no conoce a Dios, pues Dios es amor. En esto consiste el amor de Dios hacia nosotros, pues él envió a su hijo, el que es igual que él; lo envió al mundo para que nosotros viviéramos en amándole.

Su amor hacia nosotros se ve no porque nosotros queríamos a Dios, sino porque él nos amó y envió la vida al mundo; si Dios nos amó de este modo, entonces nosotros nos debemos amar. Dios es invisible. Si nosotros nos queremos, Dios está dentro de nosotros y su amor se realiza en nosotros. Sólo por eso nos conocemos uno al otro, ya que nosotros estamos dentro de él y él está dentro de nosotros; él nos ha dado su espíritu. Entonces dentro de nosotros se realiza el amor, cuando el día de la muerte estamos seguros y tranquilos, ya que nosotros somos iguales que Dios en este mundo. El amor no conoce el miedo, por el contrario, el amor perfecto acaba con el miedo, pues como resultado del miedo surge la resistencia, la lucha. Y aquel que tiene miedo no es perfecto en el amor.

Nosotros a amamos a Dios sólo porque él antes nos quería a nosotros. (Quiere decir, que nosotros antes conocíamos el amor hacia las personas). Y por eso, si alguien dice: yo amo a Dios y no ama al hermano, entonces dice mentira, pues quien no ama al hermano, a aquel a quien ve, ¿como va a decir que ama a Dios, a aquel que no ha visto y no ve? El mandamiento dice que el que ama a Dios debe amar a su hermano.

Ustedes son iguales a mí si hacen lo que yo les enseñé. Yo no les considero esclavos a los que se les dan órdenes y les considero iguales a mí ya que yo les he explicado todo lo que yo comprendí sobre el padre. Ustedes no eligen mi enseñanza por voluntad propia, sino porque yo les enseñé que es la única enseñanza verdadera en la cual ustedes van a vivir y van a tener todo lo que desean.

La enseñanza consiste en amar uno al otro.

Si el mundo les va a odiar, no se sorprendan, pues este odia mi enseñanza. Si ustedes tuvieran las mismas intenciones que el mundo, entonces este le amaría a ustedes. Pero yo les he separado a ustedes del mundo y por el hecho de que éste les odiará a ustedes. Si a mí me perseguían, entonces van a perseguirles a ustedes. Lo van a hacer no porque no conocen al Dios verdadero. Yo se los expliqué, pero ellos no querían escucharme. Ellos no comprendieron mi enseñanza, pues no comprendieron al padre. Ellos vieron mi vida y mi vida les enseñó sus errores. Y por eso ellos me odiaron aún más. Y ustedes lo confirmarán. Yo se los digo por adelantado para que ustedes no se engañen cuando les vayan a perseguir. Les convertirán en unos miserables. Todos van a pensar que matándoles a ustedes complacerán a Dios. Todo esto ellos no podrán dejarlo de hacer porque no comprenden ni mi enseñanza ni al verdadero Dios. Todo esto se los digo por adelantado para que ustedes no se sorprendan cuando pase todo esto.

Pues bien, ahora me voy hacia el alma que me envió a mí y ahora ustedes comprenden que no se me puede preguntar a donde voy. Antes ustedes se entristecían, pero yo no se los dije a donde exactamente y a qué lugar voy yo. Pero les digo con toda seguridad que esto es bueno para ustedes que yo me marcho. Él se alojará en ustedes y ustedes comprenderán en qué consiste la mentira y en qué consiste la verdad, en qué consiste la decisión. La mentira consiste en que la gente no cree en la vida espiritual. La verdad consiste en que yo constituyo un todo con el Padre. La decisión consiste en que el poder de la vida carnal ha sido destruido.

También les diría muchas cosas a ustedes, pero a ustedes les será difícil comprender. Cuando el espíritu de la verdad se aloje en ustedes, él les indicará toda la verdad, pues él no les dirá a ustedes nada nuevo, lo suyo, sino lo que proviene de Dios, y él en todos los casos de la vida les indicará el camino. El también será de parte del Padre, al igual que yo provengo del padre, porque él dirá lo mismo que yo.

Pero cuando yo, el espíritu de la verdad, esté dentro de ustedes, ustedes no podrán verme a mí. Unas veces sí y otras veces no me van a oír. Y los discípulos se dijeron unos a los otros: -¿qué quiere decir esto de que él haya dicho que a veces le vamos a ver y a veces no le vamos a ver? Entonces Jesús les dijo: — ¿no comprenden lo que quiere decir que unas veces me van a ver y otras veces no? Ustedes saben como a veces pasa en el mundo cuando unos entristecen y lamentan, mientras que otros se alegran. Ustedes se van a entristecer y la tristeza se convertirá en alegría. La mujer cuando da a luz se lamenta de los dolores, cuando ya dio a luz no se acuerda de los dolores por la alegría de que dio a luz a un hombre. Pues así se van a entristecer ustedes y de pronto me verán: el espíritu de la verdad se alojará en ustedes y la tristeza se convertirá en alegría. Y entonces ustedes no me van a pedir nada porque entonces ustedes tendrán todo lo que deseen.

Entonces todo lo que deseen en el espíritu lo tendrán del Padre suyo. Antes ustedes no pedían nada para el espíritu, pues entonces pidan lo que quieran para el espíritu y lo tendrán todo y su alegría será total. Ahora yo, como persona, no puedo decir esto claramente con palabras, pero cuando yo como espíritu de la verdad viva dentro de ustedes, entonces les relataré sobre el Padre. Entonces todo lo que ustedes pidan al padre en nombre del espíritu, no seré yo quien se lo dé, sino su Padre de ustedes se los dará porque él les quiere a ustedes por haber reconocido mi enseñanza y por haber entendido que la comprensión por parte del Padre tiene lugar en el mundo y regresa del mundo hacia el Padre.

Entonces los discípulos le dijeron a Jesús: ahora lo hemos comprendido todo y no tenemos que preguntar nada más, nosotros creemos que tú eres el enviado de Dios. Y Jesús dijo: todo lo que les he dicho es para que ustedes estén seguros y tranquilos en mi enseñanza. Independientemente de las desgracias que tengan ustedes en este mundo, no tengan temor a nada, pues mi enseñanza vencerá al mundo.

Después Jesús levantó la vista hacia el cielo y dijo: ¡Padre mío! Tú le has dado la libertad de la vida a tu hijo para que el reciba la vida verdadera. La vida es el conocimiento del verdadero Dios, la comprensión descubierta por mí. Yo le descubrí la tierra a la gente. Yo hice lo que tú me ordenaste. Yo descubrí tu esencia a la gente en la tierra. Ellos antes eran tuyos también, pero por voluntad tuya yo les descubrí la verdad y ellos te conocieron, comprendieron que todo lo que ellos tienen, que su vida es sólo de ti y que yo les enseñé a ellos no de mi parte, sino que ellos y yo provenimos de ti. Te ruego en nombre de aquellos que te reconocen. Ellos comprendieron que todo lo mío es tuyo y que todo lo tuyo es mío. Yo ya no estoy en el mundo, yo regreso a donde estás tú, pero ellos están en el mundo y por eso te pide, Padre, conserva en ellos tu comprensión. No te pido que los saques del mundo, sino que tú los protejas del mal y los reafirmes en tu verdad. Tu comprensión es la verdad.

¡Padre mío!, deseo que ellos sean como yo, que ellos comprendan igual que yo que la vida verdadera empezó antes de que haya comenzado el mundo. Para que ellos todos sean igual que tú, Padre, dentro de mí, y yo dentro de ti, de tal modo que ellos sean uno dentro de nosotros. Yo dentro de ellos y tú dentro de mi, para que nosotros nos unamos en uno y para que nosotros comprendamos a la gente, que ellos no nacieron sólo, sino que tú, con amor, les enviaste al mundo igual que a mí.

¡Padre justo!, el mundo no te ha concebido, pero yo te he concebido y ellos te han concebido a través de mí. Y yo les he explicado quién eres tú. Tú eres lo que permite que el amor con que me has amado a mí esté dentro de ellos. Tú me has dado la vida, quiere decir, que les has amado a ellos. Yo les enseñé a ellos a concebir esto y amarte a ti de manera tal que tu amor por ellos regrese a ti.
""
Изображение уменьшено. Щелкните, чтобы увидеть оригинал.

“Jeús sale al huerto de los olivos con los discípulos”, de Nikolai Gue. El Evangelio.
Теги: jesucristo
Комментарии (0)

Нет комментариев. Ваш будет первым!

Добавить комментарий

Уси-Уси – сайт обо всём живом, пространстве и времени

Внимание Ваш браузер устарел!

Мы рады приветствовать Вас на нашем сайте! К сожалению браузер, которым вы пользуетесь устарел. Он не может корректно отобразить информацию на страницах нашего сайта и очень сильно ограничивает Вас в получении полного удовлетворения от работы в интернете. Мы настоятельно рекомендуем вам обновить Ваш браузер до последней версии, или установить отличный от него продукт.

Для того чтобы обновить Ваш браузер до последней версии, перейдите по данной ссылке Microsoft Internet Explorer.
Если по каким-либо причинам вы не можете обновить Ваш браузер, попробуйте в работе один из этих:

Какие преимущества от перехода на более новый браузер?

  • Скорость работы. Веб-сайты загружаются быстрее;
  • Веб-страницы отображаются корректно, что снижает риск пропуска важной информации;
  • Больше удобств в работе с браузером;
  • Улучшена безопасность работы в интернете.